Rusco ( Ruscus aculeatus )

Este resistente arbusto, siempre verde, se ha utilizado desde hace mucho tiempo como diurético. Numerosos estudios han demostrado que el rusco tiene un efecto venotóico, debido a un mecanismo alfa-adrenérgico. Sus saponósidos esteróidicos ejercen una acción vasoconstrictora, antiinflamatoria y antiedematosa, muy útil en el tratamiento de hemorroides y piernas pesadas.

Su contenido en rutósido permite desarrollar una actividad vitamínica P que mejora la resistencia de los capilares. Todas estas propiedades hacen que el rusco palíe eficazmente los síntomas ligados a la insuficiencia venolinfática y alivie los problemas venosos de los miembros inferiores, debidos, por ejemplo, a la ingestión de la píldora anticonceptiva.

Deja un comentario